¿Están nuestras explotaciones adaptadas para las altas temperaturas?

IMG-1110

El verano 2021 ha sido un verano atípico marcado por las lluvias y el calor, sobre todo, el mes de agosto, un mes en el que, en la provincia, un gran número de cultivos se encuentran realizando el cuajado.

Es bastante usual que los veranos en Almería sean calurosos, dada su situación geográfica y el cambio climático que, aunque esta testado científicamente que Almería gracias a sus invernaderos es uno de los sitios que menos esta siendo afectado, pero, hay años como ha habido siempre, más calurosos, como este que, aunque las temperaturas máximas han sido parecidas a otros, esas máximas se han prolongado durante más horas del dia junto con una bajísima humedad. Por lo que el ir adelantando cada vez más los trasplantes en algunas zonas, provoca que los meses mas cálidos coincidan con los cuajes, de modo que, cuando llega el momento del cuajado las condiciones desfavorables como las anteriormente nombradas, alta temperatura y baja humedad repercuta en los cultivos, produciendo aborto floral y frutos mal cuajados, lo que se traduce en pérdidas de producción y económicas para el agricultor.

De tal forma que esta haciendo pensar a muchos agricultores a modificar el planteamiento de los invernaderos almerienses, los cuales, en sus inicios se comenzaron a instalar para prolongar la cosecha durante el invierno.

Los tiempos cambian y hay diversas formas de adaptarlos para ambas estaciones, pero no son soluciones económicamente rentables, ya que constan de un gran desembolso como pueden ser ventiladores extractores o algún tipo de nebulización integral en toda la explotación. Hay otros sistemas mas baratos, pero también supondrían perdidas al agricultor, ya que sería el cambio de mallas anti trips, por mallas de ventilación. Este tipo de mayas contienen unos orificios más grandes, por lo que no limitan tanto la entrada del aire al igual que no limitan tanto la entrada de plagas. De modo, que con la alta incidencia de plagas que hay, sería contraproducente para el agricultor y para el cultivo, ya que las altas restricciones que hay a la hora de tratar y la efectividad de los mismos, dependiendo del año de plagas puede ser peor que dejar las anteriores mallas.

Estas indecisiones esta provocando que a la fecha que estamos, en muchos casos, se esté recolectando en un gran número de cultivos (un 30% menos de producción que en años anteriores), aparte de por desgracia, una bajada de calidad en estas primeras recolecciones.

Es por ello que debemos acondicionar de una forma optima y rentable nuestras explotaciones a ciertas condiciones como puede ser el aumento de ventilación cenital nebulización en pasillos y aumentos de cámara de aire no será la solución, pero si paliará los problemas ya que han sido estas las explotaciones que menos problemas han tenido.

Comparte este Artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email