Autorización excepcional de desinfectantes de suelo

IMG-8383

Como ya va siendo usual, los diferentes desinfectantes de suelo, se colocan en el punto de mira, tanto del agricultor, como en el de las administraciones, ya que viene de años atrás, que quieren retirarlos del mercado sin dar otras alternativas, dejando al agricultor a merced de las problemáticas que conlleva, no hacer uso de estos productos en algunas explotaciones.

Pues bien, otro año más, se aprueba una autorización excepcional para este tipo de productos, reiterándose en diferentes indicaciones de años pasados, pero sumando alguna más, como puede ser, un informe por parte del aplicador o empresa que lo aplique, en el que se debe indicar que el tratamiento se ha realizado con existo y se han cumplido todos los parámetros de protección del medio ambiente, solo podrá ser aplicado por personas inscritas en el ROPO, y lo más representativo, es que ,será obligatorio la presentación de un análisis de suelo, en el que se indique que hay organismos nocivos para nuestro cultivo.

Las fechas de aplicación se han dividido en dos periodos; uno que va desde el 15 de febrero al 15 de marzo, y otro que ira desde el 15 de mayo al 13 de agosto.

También recordar que aquellas explotaciones que sean tratadas durante el año 2021 no podrán serlo en el año 2022.

Una serie de normas y tramites, que una vez más, lo que logran es poner más trabas al agricultor y poner más impedimentos a su día a día, porque esta serie de productos, no son usados por gusto, ya que también llevan un coste económico alto, en los casos que no son necesarios, son decisiones que toma el agricultor por sí mismo, y no por obligación. El tratamiento con estos productos se realiza por necesidad y no por gusto, porque evidentemente hay otros métodos muchos más baratos, pero que no son igual de efectivos. Cuando se usan estos productos, es porque nos enfrentamos a organismos microscópicos que cuando llegan a producirnos daños, en muchos casos nos encontramos en un  desarrollo del cultivo muy avanzado, y pueden provocar muchas perdidas, es por ello que me vuelvo a reiterar ,en que cuando se usan, es por necesidad y cada agricultor conoce su explotación mejor que cualquier análisis, porque un análisis conlleva ,aparte de un gasto económico, una pequeña formación, porque si no se realiza de una forma adecuada no es ni valido, ni representativo.

Comparte este Artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email