Dobles techos, disminución de saltos térmicos y aumento de temperatura.

dobles tecchos

En épocas de frio es muy habitual la incorporación de dobles techos, bien sea para cultivos que trasplantamos para pasar el invierno o bien para alargar el ciclo de otros que trasplantamos en meses más cálidos, no obstante, es una acción muy buena, ya que para unos u otros cultivos ,mentados anteriormente. La colocación de un doble techo nos evitara saltos térmicos bruscos y un aumento de poder calorífico por parte de nuestro invernadero.

Pero como en todas las tareas agrícolas, hay muchas maneras de instalarlo o materiales que podemos elegir.

En cuanto a materiales más usados son la manta térmica o plásticos de alta transparencia, cada uno tiene unos beneficios e inconvenientes que describiremos a groso modo.

Si empezamos hablando sobre la colocación de doble techo de manta térmica, algunas de sus desventajas son la limitación de luminosidad, ya que, al no ser transparente, daría sombra a nuestro cultivo y también reducirá la acumulación de calor con respecto al plástico y en momentos de goteo deja pasar el agua ya que no es impermeable.

Mientras que sus ventajas también son bastantes importantes en cuanto al plástico, ya que, con la utilización de manta térmica no limitamos de un modo tan agresivo la ventilación y la cámara de aire de nuestro invernadero.

En lo referido a un doble techo de plástico de alta transparencia, tenemos también ventajas y desventajas, como puede ser, que protege a nuestro cultivo de goteo o caída de agua sobre él, un aumento y duración más larga de acumulación de calor, no limita la entrada de luz, pero en algunos casos si el plástico tiene agua en su superficie, y según el estado de desarrollo del cultivo puede llegar a quemar algunas hojas.

Y, por lo contrario, el plástico reduce la ventilación y disminuye la cámara de aire propia de nuestra explotación.

Según la instalación también se modifican las condiciones anteriormente mencionadas, ya que se puede colocar por encima o por debajo del emparrillado, abierto o cerrado, al filo de la ventilación cenital para aumentar la ventilación. También se pueden colocar en forma de tejado sobre cada línea de cultivo, pero este tipo de acción es poco recomendada ya que el aumento de la temperatura o disminución de saltos térmicos apenas seria apreciada.

De igual modo, tanto plástico, manta o modo de colocación, son acciones muy recomendadas, ya que, en momentos climáticos, como actualmente, que vamos a encarar el invierno, obtendremos más beneficios sobre nuestro cultivo, que, si no colocásemos, aumentando así el ciclo de desarrollo, calidad, aumento de producción y llegando a adelantar el proceso de maduración y recolección de frutos.

Comparte este Artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email