ENTREVISTA || Eduard Esparza, responsable de caquis de la Unió de Llauradors de Valencià

Eduard Esparza responsable de caquis de la unió de llauradors de Valencia

La cosecha de caqui cae un 55% esta campaña. Las heladas de la primavera, que dañaron la floración, unidas al abandono de campos por la escasa rentabilidad del cultivo son las principales causas de este descenso productivo, que no compensarán ni los mejores precios actuales.

Comparte este Artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email