Los residuos plásticos en la agricultura almeriense  

DEZPHF3NTNFPVB6ZVJ554ASDMU

Entre 1950 y 2015 se produjeron en el mundo 8300 millones de toneladas de plásticos, los cuales permanecen al no ser biodegradables. Estos residuos se fraccionan en micropartículas y una gran parte de ellas estan depositadas en fondos marinos. El fraccionamiento ocurre a lo largo de periodos amplios de tiempo.

Así puede entenderse como en el norte del océano Pacífico se encontrase hace años una isla flotante formada por plásticos con una superficie cuatro veces superior a la de España. Se ha calculado que cada año llegan al entorno natural unos 20 millones de toneladas de plástico en forma de polvo. El tsunami de 2011 arrastró 289 especies nativas desde las costas de Japón hasta las de Hawai y América de Norte, transportadas por residuos de plástico. Hace dos años se encontró en la fosa de las Isla Marianas, a 7000 m de profundidad, un cangrejo con plástico (tereftalato de polietileno) en su aparato digestivo. La nueva especie fue bautizada como Eurythenes plasticus. Micropartículas de plástico han sido identificadas en la sangre humana.

Recientemente se ha presentado una tesis doctoral en la Universidad de Almería donde se abordaba la reutilización de los residuos de cosecha. La tesis recogía la comunicación que hizo el consejero al parlamento de la Comunidad Autónoma, sobre el “barrido cero” en 2001. Allí se cuantificó en 1.740.000 metros cúbicos de residuos retirados con un costo de 1000 millones de pesetas. En 2018, la Junta de Andalucía invirtió 6 millones de euros en la limpieza de los campos de Almería, Granada y Huelva. En la mencionada tesis se calculaba que en la provincia de Almería se producen 1.506,3 kilogramos por metro cuadrado de residuos y subproductos plásticos, de dicha cantidad, más del 70% se corresponde con los plásticos que cubren los invernaderos, los utilizados como dobles techos y los usados como acolchados del suelo. El tratamiento industrial de estos residuos presentan algunas dificultades. El 80% de los residuos plásticos se generan en los meses de agosto y setiembre, lo que dificulta los protocolos de tratamientos industriales, la contaminación cruzada entre residuos (mezcla de restos vegetales y elementos plásticos), la lejanía de las plantas de gestión son condicionantes, que complican la gestión de residuos agrícolas. Pese a estas dificultades y a otras no especificadas, los agricultores almerienses entregan un altísimo porcentaje de sus plásticos a las plantas recicladoras. Pese a ello todavía es posible encontrar algunos vertidos en lugares inapropiados.

Julio C. Tello Marquina

Profesor Emérito

Universidad de Almería

Comparte este Artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email