Plant Health Care presentó ayer una innovadora herramienta para ayudar a los exportadores.

Imagen1

Plant Health Care presentaba ayer en el Restaurante El Edén de El Ejido (Almería) una innovadora herramienta para ayudar a los exportadores a responder a las exigencias de los supermercados, muchas veces más estrictas que las de la propia legislación, facilitando una solución, como es ProAct aa, que facilita acceder a los mercados de destino con mayores garantías.

Zerya, sin residuos

En la jornada se analizó la política actual de las cadenas, y las previsibles tendencias a corto plazo, tal y como apuntó Javier Arizmendi, director de operaciones del sello Zerya, quien explicó que ya en la vecina Portugal hay supermercados que han reservado un espacio de sus lineales a las hortalizas de residuo cero.

Los protocolos de Zerya se encaminan a acreditar aquellas producciones sin residuos de pesticidas.

Hortofrutícola Costa de Almería

A continuación Inmaculada Reyes, responsable de calidad de la comercializadora Hortofrutícola Costa de Almería, dio buen testimonio de su trabajo diario en contacto con las cadenas de supermercados. Reyes puso algunos ejemplos de las exigencias de las cadenas, lo que supone un reto para la producción en origen, recordando la importancia de mejorar la poscosecha de los perecederos para que precisamente sean menos perecederos y puedan aguantar más tiempo en perfectas condiciones en los estantes. “Es una forma de evitar las mermas y las reclamaciones, apuntó.

El bioestimulante ProAct aa

Y llegaba la charla de la directora técnica de Plant Health CareMaría del Mar López, encargada de resumir algunos de los ensayos realizados con 40 universidades de diferentes países del mundo, más entidades y organismos independientes que acreditan los resultados positivos de la aplicación de este bioestimulante, certificado también para producción orgánica.

Efectos de ProAct aa en el cultivo con una mayor calidad de frutos (color, brillo, sabor, calibre comercial), más producción (kilos) y una mejor poscosecha cuantificable en una menor pérdida de peso de las hortalizas (pepino, pimiento o tomate) y en una mayor firmeza de los frutos, por ejemplo muy reseñable en tomate cherry.

Durante su exposición María del Mar López habló de la mayor concentración de clorofila y tolerancia al estrés, la mejora de la precocidad, el incremento del calcio ligado y la mitigación de las fisiopatías, la mayor conservación poscosecha o el incremento de la producción. Un par de ejemplos sobre el volumen de kilos. Con ProAct aa en pepino se ha llegado a cuantificar un incremento de 8.300 kilos por hectárea, frente al testigo de cultivos que no han empleado este bioestimulante. En el caso de la sandía el aumento productivo medido en campo se ha aproximado a casi 20.000 kilos más. Una cifra sorprendente.

“Desde 2020 a la actualidad hemos llevado a cabo más de trece ensayos con repeticiones y demostraciones comerciales, en Almería y Granada, en tomate, pimiento, pepino, calabacín, melón y sandía”, enumeraba.

Ejiberj

Posteriormente se conoció el testimonio de José Marín, uno de los socios fundadores de Ejiberj, que relató su experiencia con el producto y cómo lo ha ido recetando en los últimos años, corroborando así los datos presentados anteriormente por Mª del Mar López.

José Marín, con una experiencia de 34 años asesorando a pie de invernadero a los productores almerienses, dio algunas recomendaciones de uso, según la especie vegetal, y avaló la confianza y profesionalidad que hay detrás de una compañía como Plant Health Care que cotiza en Bolsa (Londres y Nasdaq). Ejiberj es uno de los distribuidores en Almería de esta multinacional.

Mayor rentabilidad del productor

Por último, Ángel Marín, director comercial de la enseña para la zona EMEAA, aprovechó su intervención para describir la dimensión global de la compañía y cómo desde esa óptica se buscan soluciones para las principales necesidades de los agricultores.

Ángel Marín explicó el empeño de Plant Health Care por mejorar la rentabilidad de los productores, siendo ProAct aa el perfecto ejemplo.

Un bioestimulante, certificado en ecológico, que ayuda a la fortaleza de la planta mejorando su tolerancia al estrés; frutos de mayor calidad, pieles fuertes… que se traducen en un mayor aguante en los lineales y además sin residuos.

 

Comparte este Artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email