Técnicas para el control de trips, Amblyseius cucumeris.

IMG-6957

Como sabemos los inicios de campaña, comenzaron con una alta población e incidencias de plagas. En la que el trips fue uno de sus mayores protagonistas, ya que aparte de los daños que provoca en nuestros cultivos, és transmisor de virosis, incrementando aún más los daños.

Es normal que a partir de ahora la población de trips vaya mermando e incluso anularse, aunque de forma temporal, ya que se volverán a incrementar las poblaciones y los daños según vayan alargando los días y se comience a la eliminación de cultivos de explotaciones cercanas, para el trasplante de cultivos de primavera.

Pues bien, este año y más con los problemas anteriormente comentados, es mas que recomendable la incorporación de Amblyseius cucumeris.

Esta incorporación se debería de realizar entre la segunda quincena de noviembre y primera semana de diciembre, para facilitar su instalación y estar preparados a los futuros ataques de trips.

Amblyseius cucumeris es un acaro de forma alargada con depresiones a los lados del cuerpo, de color transparente o amarillento, de unos escasos 0, 5mm.Su ciclo de vida cuenta con varias fases; huevo, larva, dos de ninfa y finalmente adulto.

Su alimentación se centra principalmente en huevos eclosionados y larvas de trips.

En cuanto a sus condiciones ambientales, es más resistente que otro tipo de control, pero también menos voraz a la hora de depredar. Estando así sus óptimos, entre los 20-25ºC y unas humedades superiores al 50%, pero puede llegar a resistir, temperaturas de hasta 5ºC.

Su movilidad en la planta va ha estar presente sobre el envés de la hoja, los pelos y las nerviaciones, aunque también podemos verlo en el interior de las flores.

Su incorporación en muchos casos, va a ser de forma preventiva ya que como anteriormente se comentaba es menos voraz, en cuanto su introducción se puede realizar en sobres o en botes y ha de ser repartido de forma homogénea y colocado a media planta donde puede estar mas protegido de las condiciones climáticas.

Una vez que realizamos la suelta de este acaro, debemos de tener muy en cuenta los tratamientos futuros ya que podemos dañar y afectar su instalación en la explotación.

Comparte este Artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email