AGRO REPORTAJE #6 | “Nanoburbujas: una nueva esperanza”

AGRO REPORTAJE #6 (WEB)

Las Nanoburbujas son unas burbujas extremadamente pequeñas con propiedades únicas. Son las burbujas más pequeñas conocidas hasta el momento. Para que nos hagamos una idea, un grano de sal equivale al tamaño de 2.500 Nanoburbujas.

Permanecen en el agua durante largo tiempo y actúan como una batería que suministra oxígeno continuamente al agua. Cuando el oxígeno se va consumiendo, estas van difundiendo más cantidad, manteniendo el oxígeno disuelto.

En cuanto a sus aplicaciones, las Nanoburbujas se utilizan actualmente para todo tipo de actividades, como la agricultura, la fabricación de productos químicos, el tratamiento de aguas residuales, el control de algas o la minería.

 

¿Cómo se pueden aplicar las Nanoburbujas en la agricultura?

Actúan de manera directa sobre las raíces de frutas y hortalizas, mejorando la absorción de nutrientes, la sanidad, resistencia y productividad.

Beneficios

  • Mejoran la sanidad, calidad, limpieza y uso del agua y los sistemas de riego se genera hasta un 25% de ahorro de agua.
  • La emisión de burbujas libera una gran cantidad de radicales libres que permiten eliminar virus parásitos y demás bacterias de los cultivos.
  • Una mayor oxigenación mejora la generación de ATP (Trifosfato de adenosina), que es un componente de las células que juega un papel importante en el almacenamiento y liberación de energía, y con esto el transporte de nutrientes que fortalecen las raíces.
  • Proporcionan una solución rentable y libre de productos químicos para el aumento productivo de los cultivos y para hacer un uso más eficiente de insumos como el agua y los fertilizantes.

 

Como decíamos, una de las aplicaciones más utilizadas para las Nanoburbujas es el tratamiento de aguas residuales

Nanoburbujas para el tratamiento de aguas residuales

Para realizar una depuración biológica de aguas residuales en instalaciones urbanas e industriales es necesario mantener una concentración elevada de oxígeno disuelto (OD) que permita que la biomasa metabolice los contaminantes.

Para lograr la concentración necesaria de oxígeno en las aguas residuales, se inyectan burbujas de aire (u oxígeno puro) en el tanque de tratamiento mediante aireadores de gran potencia, normalmente compresores o turbinas.

La enorme presión interna de las Nanoburbujas les permite permanecer estables en un líquido durante muchos días, en comparación con los pocos segundos que duran las burbujas normales. De este modo, las Nanoburbujas son capaces de introducir mucho más OD en el agua y aumentar enormemente la transferencia de este elemento.

Watermax

Cabe mencionar el Proyecto Watermax, que ha contribuido a aumentar la aireación de aguas residuales mediante el desarrollo y el ensayo de prototipos de generadores de Nanoburbujas en depuradoras de aguas piloto.

La hiperoxidación de las aguas residuales contribuye a eliminar sustancias químicas nocivas (amoníaco, fósforo, cloro…). Estas reacciones fragmentan rápidamente los contaminantes reduciendo su tamaño a moléculas inorgánicas.

En definitiva, el Proyecto Watermax, contribuirá a reducir los costes de la depuración de aguas, logrando así que los operarios aumenten rápidamente la capacidad de aireación y puedan tratar más aguas residuales con el mismo gasto.

 

Las Nanoburbujas son un fenómeno con un bagaje de varios años, pero sigue siendo un terreno aún por explorar. Hoy son el vehículo para incorporar oxígeno, ozono, hidrógeno y otros tipos de gases a las aplicaciones que ya hemos mencionado; pero se están investigando en ámbitos tan variados como la limpieza de los fondos marinos, el uso doméstico, por ejemplo, para lavar la ropa sin detergentes, e incluso la aplicación a la medicina, en dermatología o la detección temprana de cáncer, lo que supondría una revolución sin precedentes. Porque las Nanoburbujas han llegado para quedarse. Porque las Nanoburbujas son una nueva esperanza.

 

 

Comparte este Artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email