Un mar de investigación, en riesgo de evaporación

IMG-8078

A lo largo de los años y de la evolución del sector ha habido que reinventarse en muchos aspectos, que casi siempre han ido de la mano de la investigación, tanto por parte del propio agricultor como de un gran abanico de empresas de distinta índole y adaptándonos a la demanda del consumidor.

Dicho esto, nuestra agricultura es muy golosa en muchas facetas, como puede ser la continua salida a mercado de productos que mejoran nuestros rendimientos en producción o nos salvan de muchos problemas como nuevas plagas o enfermedades. Todo esto es gracias a la investigación continua de muchas empresas que depositan un gran capital, tanto económico como moral, para sacar adelante productos, seguir avanzando y hacer frente a las nuevas problemáticas.

Aunque cada vez son más las empresas que apuestan por el desarrollo hortícola ya que, como bien se ha dicho anteriormente, cada vez es más difícil producir y obtener unos rendimientos de producción óptimos. Esto provoca que la competitividad entre estas empresas sea cada vez mayor, dando lugar a otro tipo de empresas que en cierto modo se ahorran esa investigación sacando a mercado productos con muchas similitudes a los que ya hay, pudiendo así lograr una bajada de precio muy importante.

Esto no quiere decir que copien en sí el producto, porque es casi imposible poder sacar la composición completa del mismo, dado que lo que nos ponen en la etiqueta no es todo lo que contiene. Algo lógico pero que por medio de análisis más exhaustivos se podría llegar a sacar, saliendo de esto productos con una calidad muy parecida al original y con unos efectos muy similares y beneficiosos para nuestro cultivo, pero a un precio de casi la mitad. Un hecho que hace pensar al agricultor y que provoca que en muchos casos se decante por esta gama de productos.

Pero, si seguimos haciendo uso de estos productos, ¿podríamos llegar a perder esos focos de investigación debido a que la falta de beneficios frene por completo la inversión en desarrollo?

Sería muy difícil perder ese tipo de empresas ya que en la mayoría de los casos son multinacionales o grandes empresas a las que esa continua investigación y desarrollo les permite seguir generando, pero sí podríamos perder empresas más pequeñas que sacan a mercado productos muy buenos, pero que se pueden ver afectadas por la bajada de ventas si otra empresa saca al mercado su producto con otro nombre pero a la mitad de precio.

Siempre tenemos que tener en cuenta que, en muchos casos, los precios de estos productos originales son abusivos. Aunque tienen mucha inversión detrás no justifican esos precios, y si nos ofrecen otro con las mismas características y observamos los mismos efectos es normal que nos decantemos por ellos, ya que el agricultor también debe mirar su bolsillo, pues cada vez queda menos margen de beneficio.

Comparte este Artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email